100% COMPOSTABLE

El proceso de COMPOSTAJE implica que los materiales desechados se pueden convertir en COMPOST (abono orgánico)

La importancia en el proceso de COMPOSTAJE radica en el tiempo, entre 8-12 semanas el residuo pasa a ser abono. Adelanta los procesos de descomposición biológica.

El proceso genera un ciclo de vida sostenible que disminuye las emisiones de CO2 al medio ambiente y preserva la explotación descontrolada en la obtención de materias primas.

Nuestros productos con la etiqueta de COMPOSTABLE, estamos indicando que se pueden desechar en el contenedor de residuos orgánicos para entrar en el ciclo vital.

La aventura que nunca termina

100% COMPOSTABLE

Permite convertir los restos en fertilizante natural. Sólo es necesario mezclar la basura orgánica con restos leñosos y secos de podas, serraduras, hojas… La transformación se puede realizar en cualquier casa o zona comunitaria mediante un compostador, sin ningún tipo de mecanismo ni gasto de mantenimiento.

REDUCCIÓN DE CONTAMINACIÓN

Hay menos acumulación de desechos en vertederos y contribuimos a una notable reducción de sustancias tóxicas y gases nocivos. También evitamos la contaminación producida al quemarlos.

COMPOSTABLE VS BIODEGRADABLE

Biodegradable se puede descomponerse con “el tiempo” en los elementos químicos que lo conforman, debido a la acción de agentes biológicos (plantas, microorganismos, hongos..) bajo condiciones naturales medioambientales. Lo importante para el medio ambiente es el tiempo en el que el material se degrada. Compostable significa que se biodegrada, pero dentro de un tiempo determinado bajo ciertas condiciones. El compost es un procedimiento controlado por el ser humano que adelanta el proceso de descomposición biológica.

Todos los materiales compostable son biodegradable, pero no todos los biodegradables son compostables.